info@peritosonline.com.ar Peritos on Line www.peritosonline.com.ar Peritos de Parte
© www.peritosonline.com.ar  |   Ley 11.723

Peritos de Parte - Consultores Técnicos

La función que habitualmente se asigna a los peritos calígrafos es la intervención en sede  judicial como auxiliar del Juez, ya sea en calidad de perito oficial o de oficio.  Su dictamen definirá o no la correspondiente prueba, siendo en numerosos casos  determinante en la sentencia que definirá el juicio. Asimismo, los peritos de parte y los consultores técnicos realizarán la labor en forma  conjunta con sus colegas, controlando la prueba aportada por la parte que los contratara. Si bien estas tradicionales funciones resultan imprescindibles, en modo alguno agotan los  alcances de la profesión. Demasiadas veces nos ha tocado intervenir como peritos de oficio en casos en los cuales  la parte afectada no consultó previamente a un calígrafo, obteniendo un resultado adverso  a su pretensión, por carecer de un asesoramiento profesional previo al juicio. De tal modo, abogados y particulares se embarcan a veces en un litigio que creen justo y  que suponen, será favorablemente definido por el perito designado por el Juez. De más  está decir que la parte perdedora normalmente cargará con las costas y honorarios del  juicio, y eso en el mejor de los casos. En algunos casos por ejemplo, no resulta posible determinar la autenticidad de una firma  ya sea por motivos naturales o por tratarse de una automodificación, resultando que quien  presenció la imposición de una firma cree que invariablemente un perito dictaminará a su  favor.  Por estos y otros motivos los abogados deberían consultar siempre a un perito de  confianza, antes de iniciar un proceso cuyo éxito dependa de la prueba pericial caligráfica,  ya que resultará más seguro y económico tener la certeza de una conclusión previa.  Si bien un informe privado no resulta vinculante para el Juez, lo pone en conocimiento de  sus conclusiones, aportando una fundamentación científica a los argumentos expuestos  por el letrado.   En este tipo de trabajos, el perito debe proceder con cuidado y franqueza, no debiendo de  ningún modo “comprarse” el punto de vista o teoría de su cliente, aunque ello implique no  realizar la labor.  En efecto, es bien sabido que escrituras de diferentes personas pueden presentar grandes similitudes, lo que fácilmente puede llevar al profano o al profesional inexperto a error. En numerosas oportunidades nos ha tocado encontrarnos con este tipo de asuntos, en los  que el cliente creía tener una conclusión, dada la aparente correspondencia escrituraria  entre dubi e indubitados. Siempre es preferible la “decepción” del cliente a una conclusión errónea o apresurada. Un dictámen de este tipo puede acarrear serios problemas tanto al cliente como al calígrafo,  que podrá encontrarse con un proceso por daños y perjuicios o incluso por mala praxis. En síntesis, el calígrafo siempre debe manejarse con profesionalismo, cautela y honestidad intelectual, siendo fiel a su juramento a rajatabla. Por lo tanto, resulta sumamente positivo (y esto es bien sabido por los colegas) que los  profesionales del derecho tengan un conocimiento general de la ciencia pericial, ya que  esto facilita la relación con los calígrafos y en numerosas oportunidades orientan la  investigación en la dirección correcta, que será profundizada y llevada a término por el  perito calígrafo.    Informe previo a un litigio  Un informe pericial previo a un litigio en el cual la prueba documental sea clave, suele ser  invaluable para el letrado, toda vez que el mismo se asegura sobre la veracidad del  documento que presentará para ejecutar. En el caso de conclusiones erróneas, pericias mal fundamentadas o dictámenes dudosos, es insoslayable la realización de una impugnación, a fin de preservar los derechos  afectados por estos informes desacertados. Una impugnación acompañada con abundante material fotográfico, donde se expongan los errores del perito oficial o de oficio , pueden convencer al Juez sobre la razón que asiste a  la parte afectada.  La intervención de un perito de parte en el momento oportuno, puede evitar la falta de  claridad o ambigüedad de un informe. Si esto no fuera así y ante la presencia de un  informe adverso, que lesione la verdad del asunto en cuestión, inmediatamente se deberá  recurrir a la impugnación de la pericia en tela de juicio. Dicha impugnación, con las  aclaraciones técnicas necesarias que objeten y refuten el informe adverso, podrá dar lugar  a una nueva pericia, ya acompañada por el consultor o perito de parte.   

Interés Pericial

Realizamos  interconsultas permanentes, con profesionales matriculados en la materia.  

Contáctenos

info@peritosonline.com.ar (5411) 15-5024-9464 (5411) 4599-6463
Home Peritajes Interes Pericial Trabajo Social Periodismo Codigo de Ética Impugnaciones