info@peritosonline.com.ar Peritos on Line www.peritosonline.com.ar Jurisprudencia
© www.peritosonline.com.ar  |   Ley 11.723

Jurisprudencia

(Si las opiniones divergentes de los peritos intervinientes en el caso persuaden al Tribunal  de la necesidad de que produzca un tercer peritaje, resulta procedente la intervención del  Cuerpo de Peritos Calígrafos de la Corte Suprema de la Nación, con fundamento en lo  dispuesto por el art. 154 de Reglamento para la Justicia Nacional. Art. 154 Reglamento  Justicia Nac. CNCO C, CAPITAL FEDERAL, 5-10-1999 PUBLICACIONES: LL 2000 B, 649-  10017. Debe concluirse que obraron con negligencia los peritos calígrafos oficiales al afirmar en  forma concluyente y La prueba pericial caligráfica no proporciona sustento aceptable sobre  la autenticidad de una fotocopia dubitada, pues por tratarse precisamente de tal, no surgen  para el experto elementos que permitan confirmar su autenticidad o falsedad y nada puede  afirmarse sin tener el original a la vista, por lo que las semejanzas morfológicas respecto  de las firmas carecen de certeza (se trataba, en el caso, de acción entablada sobre la base  de una fotocopia cuyo documento original no fue presentado) (CNCiv., Sala E, Marzo 31  1975). ED, 62-386categórica - como no podían hacerlo de acuerdo a los principios que  informan su propia ciencia la pertenencia de un exiguo texto al puño y letra del autor, y  cabe advertir que dicho dictamen puede hacer excusable el error del juez quien, no  conocedor de las reglas del arte y técnica grafológica, puede haber confiado en las  conclusiones técnicas formuladas con aparente seriedad y seguridad. No puede olvidarse  que la convocatoria a los expertos se realiza a fin de suplir la ignorancia del juez;  justamente por ello, el error judicial no puede identificarse con culpa del juez. (1 Instancia  Civil, Com. y Minas 1 Circunscripción Mendoza, Juzgado n 14, Diciembre 29-1989). ED,  139-148. -Con nota de Germán J. Bidart Campos.       El perito calígrafo ha de tener en cuenta que el material que coteja debe tener como primer  y esencial requisito la suficiencia; es por ello que de no contarse con ese requisito, como  sucede en el caso (El material dubitado estaba constituido por seis palabras, 18 letras, con pocas reiteraciones, en un texto escrito con letra de imprenta y seguramente con la mano  inhábil) El experto no puede concluir contundentemente sobre la autoría del documento. El  que, como expresa la doctrina especializada, nunca podrá el perito emitir juicios  categóricos; el perito no puede concluir sino dubitadamente, y esto acontece porque se  carece de elementos suficientes. (1 Instancia Civil, Com. y Minas 1 Circunscripción  Mendoza, Juzgado n 14, Diciembre 29-1989). ED, 139-148. - Con nota de Germán J.  Bidart Campos.    No puede prosperar la impugnación del testamento ológrafo en cuanto a su autenticidad,  si la pericia caligráfica practicada, de común acuerdo con los expertos propuestos por las  partes, demuestra, con razonamientos que no pertenece a su puño IV-383.   Es insustancial impugnar el acogimiento de la defensa de falsedad aduciendo únicamente  que el excepcionante no negó la existencia de la deuda, si el coejecutado negó al  suscripción de los pagar‚s, y la pericia caligráfica reveló que las firmas no eran auténticas  (CNCom., Sala D, Mayo 2 1983, Garrido y Cia. Mezgard, SA c. Ruiz Diez, Fernando y  Otro).   Si los recurrentes guardaron silencio frente a la presentación del dictamen, la afirmación  hecha en la expresión de agravios de que la pericia caligráfica carece de referencias a  normas ténicas, resulta totalmente extemporánea. (CNCiv., Sala F, Junio 13 1979). ED, 88-  179.   La apreciación efectuada por el juzgador de una prueba pericial caligráfica- apreciación  que en el acaso no fue oportunamente impugnada- no puede ser cuestionada por vía del  recurso de inaplicabilidad de ley sino se señala que media absurdo evidente entre las  conclusiones del peritaje y su valoración por el juzgador (SC Buenos Aires, Marzo 19  1974). ED, 55664.    La rectificación de la firma efectuada por la ejecutada redargüida de falsedad por el  ejecutante, no es suficiente para tener por superada la impugnación sino que debe ser  motivo de la pertinente pericia caligráfica para comprobar la autenticidad de la misma  (CCiv., Sala C, Junio 9 1970). ED, 34-200.    La ausencia del cotejo del documento impugnado puede tener su influencia sobre la  validez de la pericia caligráfica, pero, no para anular la sentencia que decide la  controversia sobre la base del análisis de ese y acierto o el error en que haya incurrido el  juez al resolver la cuestión de fondo (CNCiv., Sala C, Mayo 7 1963). ED, 12-784     Establecida por pericia caligráfica no impugnada, que no eran del ejecutado las firmas del  pagar‚ y rechazada, por ello la ejecución, es improcedente sostener que debe revocarse tal  rechazo y hacerse lugar al progreso de la ejecución en razón de no haberse alegado, a la  fecha del protesto, la falsedad de dicha firmas (CNCom., Sala A, Junio 28 1965). ED, 13-  681. Si el perito caligráfico desconoció, sin fundamentar su posición, el valor estimado y pidió  tasación pero "a cargo del deudor de los honorarios" bien hizo el juez en fijar su  emolumento en función "de las constancias del expediente" como lo manda la ley 20243  pues esta solo autoriza a considerar otro valor cuando el mismo resulte de prueba a cargo  del interesado (CNCiv., Sala B, Octubre 11 1979, Brana de Haart, Benigna A. C. Manera,  Umberto o Humberto A.).    La prueba a que alude el art. 32 de la ley 20243 se refiere al supuesto en que pretenda  demostrarse que existen otros bienes comprometidos fuera de los denunciados, o cuando  no obran elementos de juicio que permitan establecer el valor de los conocidos (CNCiv.,  Sala E, Mayo 29 1979, Scarpa, Héctor A.).     No es nula la regulación practicada en primera instancia al perito calígrafo, en un juicio de  divorcio y separación de bienes, aunque el juzgado no haya tomado en consideración el  valor de la totalidad de los bienes, si el experto se limite a solicitar dicha regulación sin  hacer mención de esa circunstancia (CNCiv., Sala C, Marzo 10 1970, Bertone, Luis C.  Gómez de Bertone, Blanca M.).     Habida cuenta que la perito calígrafo oficial dictaminó la falta de autenticidad de las firmas  atribuidas al actor y a su letrada patrocinante en diversos escritos judiciales de la causa y  que dichas actuaciones y las providencias que motivaron, son actos privados de toda  eficacia jurídica y ajenos, como tales, a cualquier posibilidad de convalidación posterior,  corresponde declarar operada la caducidad de la instancia, pues la última petición valida  de la demandante que tuvo por efecto impulsar el procedimiento data de agosto de 1984,  toda vez que el pedido de que se llamara autos para sentencia y la resolución que  mereció, al no existir, no resultan idóneos para cumplir con la referida finalidad. Transcurrió entonces, con creces, el plazo exigido por la ley (CS, Junio 6 1985, Wehmann, Enrique G.  C. Buenos Aires, Provincia de y Tomatt, Juan J. y Otros).    Para un perito calígrafo existe la posibilidad técnica de observar y determinar, en muchos  casos, si existe o no en un escrito cuestionado influencia característica de ciertos estados  patológicos y aun el uso de algunas drogas, con el objetivo de determinar la autenticidad o  falta de ella en los escritos de una persona (CNCiv., Sala F, Noviembre 19 1980). ED, 92-  344.   Para la regulación de los honorarios profesionales del perito calígrafo ha de tenerse en  cuenta el monto del interés económico comprometido por la prueba pericial, además de la  naturaleza, complejidad de las tareas realizados y el m‚rito de la labor profesional,  apreciados por la calidad, eficacia y extensión del trabajo (CNCiv., Sala E, Mayo 29 1979,  Scarpa, Héctor A.).   Existiendo serias dudas acerca de la autenticidad de las firmas que suscriben los escritos,  el tribunal, en uso de las facultades que la ley procesal le confiere como juez del recurso  debe resolver la suspensión del procedimiento y designar perito calígrafo para que proceda a realizar las peritaciones necesarias para establecer la autenticidad de las firmas  dubitadas (CNCiv. Sala C, Abril 4 1979, Siles de Santinelli, Elba c. Cigaif Sacaif).    Adelanto de gastos. Obligación de rendir cuentas bajo apercibimiento de convertirse en  adelanto por honorarios.- Todo perito que solicita y obtiene un anticipo de gastos está  simultáneamente obligado a rendir cuentas oportunamente de los mismos, y como "carga"  está ínsita en la misma petición y percepción del llamado "anticipo de gastos" su infracción  trae aparejada la conversión de lo abonado en honorarios a cuenta. (Dr. Camperi).-Autos:  Nozzito c/Porcel de Peralta s/Consignación S.I. nro. 100 del 1-4-92    Improcedencia de cuestionar idoneidad luego del dictamen presentado.- Resulta  improcedente el ataque que la parte dirige "a posteriori" del dictamen que le fuera  desfavorable, contra las condiciones mínimas de idoneidad del perito.-No puede aceptarse la sucesiva designación de expertos ante la mera impugnación a dictámenes  cumplidos.(Dr. Palacio) Autos: Zgaib c/Lefieu de Cárdenas s/Ejecutivo S.I. nro. 285 del 31-  7-92   En la prueba pericial el perito caligrafo examina, en la generalidad de los casos, cuanto  menos, tres elementos: a) la construcción fisica, o si se prefiere, el dibujo del material  examinado, es decir "la forma o el diseño" de las grafias propiamente dichas, b) la fuerza  de la impresión de ese material, que deja una mayor o menor huella en el papel según la  presión que el elemento escritor ejerza sobre el soporte de las grafias, y c) la velocidad de  escritura, perceptible según la mayor o menor carga de tinta en la construcción de las  grafias. Cuando el material peritado esta constituido por una fotocopia, no es posible  examinar los dos ultimos elementos mencionados, o cuanto menos, no es posible hacerlo  en plenitud, pues es evidente que la fotocopia no reproduce con suficiente fidelidad la  rotura o quiebra de las fibras del papel original, ni la carga de entintado. Empero, aun  sobre una fotocopia es perfectamente posible examinar el "diseño" de los trazos que  componen una firma, y cotejar ese diseño con el de un material indubitado. Es decir, el  dictamen pericial caligrafico elaborado sobre una fotocopia es un dictamen "parcial" en  tanto que elaborado sobre solo "una parte" de los elementos corrientemente examinados  por el caligrafo.CCom: D (CUARTERO - ROTMAN) - 06/02/97 - DIAS DOS SANTOS,  AMERICO S/ QUIEBRA C/ DOS REIS, ARMANDO S/ ORD. 

Interés Pericial

Realizamos  interconsultas permanentes, con profesionales matriculados en la materia.  

Contáctenos

info@peritosonline.com.ar (5411) 15-5024-9464 (5411) 4599-6463
Home Peritajes Interes Pericial Trabajo Social Periodismo Codigo de Ética Impugnaciones